miércoles, 30 de agosto de 2006

¿Meloso?

Resulta que el sábado me llamó una amiga de hace siglos, y me salió con que teníamos que vernos y justo cuando ya había quedado con el Perverso (a falta de Firme) para irnos a por un vinito.
Me fui con Rosita a cenar, luego llegó el Perverso al restaurante, los presenté y luego la embarcamos y nos fuimos los dos para el Centro en un taxi.
Mientras en el taxi, conversamos sobre unos amigos en común. En eso, se percató que traía cartera, pequeña por cierto pero me pidió verla, la tocó, jajaja. Yo me estaba dando cuenta que lo que él hacía era ver si cargaba con cierto implemento. Me hice la loca. Seguimos en el taxi y llegamos a la Plaza San Martín.
Estuvimos en un bar allí, recontra tranquilo, hablando de todo y nada, pero más de él. Recuerden que hacía tiempo que se me había perdido del msn. Llegó un momento que le comenté que su hermano me gustaba muchísimo (en realidad el tipo está buenazo y a todas mis amigas les gusta). Tomamos una botella de vino, recuerdo que en un momento, agarré mi cabello y lo sacudí con la mano. Recuerdo sus ojos siguiendo la caída de mi pelo. Esa mirada, no se la había visto nunca.
Casi a las dos de la mañana, me preguntó si había alguna chance de "estar" esa noche, le dije que no había problema en estar con él, en vista que no sabía nada del Firme. Después de todo, ¿porqué no podía irme a tirar con él?
Subimos al taxi rumbo al caserito. Apenas subimos, me abrazó.
Se los juro, nada me desarmó más en vida, que aquel abrazo que me dió en el taxi. Me dijo "ven" y estiró su brazo por detrás mío, tomó mi mano y la colocó cerca de su pierna... creo que quería que la pusiera en su pene, pero no lo hice, tampoco me forzó.
Me abrazó todo el camino, me jaló hacia su pecho y lo sentí no se... mejor dicho... me sentí suya. Lo sentí flaco también, o sería que nunca lo había abrazado, pero definitivamente ha bajado de peso.
Lo que vino despues, fue un derrumbe total. Me sentía muy bien, engreída, querida, jamás había hecho eso!!! nunca!!! Comenzó a acariciar mi cabello. Moría. No me besaba, yo me moría por hacerlo, por tocar su barba y besarlo a más no poder. Maldita sea! Me encantaba y no solo por que tenía ganas de tirar, era por estar así con EL.
Cuando tomó mi mano, yo comencé a jalarle los vellitos del brazo por debajo de la casaca. Algo me impulsaba a hacerlo, y como es velludo, lo hacía con fuerza. Quería que le doliera, que le doliera adrede.
Llegamos al telo y estaba lleno, asi q le dije para ir al otro al ladito nomás y me abrazó y caminamos abrazados, me acordé de aquel de la Boca Divina ya que la última vez con él, me llevó abrazadita al telo; pero ahora era diferente, ya saben, pucha... !me abrazaba! !no podia creerlo! era de madrugada... era imposible que nos vean. El telo estaba a unos metros, pero eso me hacia sentir diferente, pero por dentro me preguntaba "¿y a este qué michi le pasa?" y trataba de mantener calma, pero ya estaba hecha.
Entramos, subimos al telo me hice la tercia, miraba la lluvia por la ventana ..oh si que linda! y él vino por detrás, me abrazó! ¡otra vez! y me llevó hacia adentro. Que me abrazara tanto fue lo que me hizo sucumbir más ¡crash! horrible.
Ya así, yo me senté en la cama y pues seguía abrazandome... !!!!!mierda!!!!! El estaba de pie y yo sentada, fue una cosa asi de -no se- (no quiero decir la palabra templados!) pero algo así, y bueno, luego empezamos la movida, luego todo fue tire y tire; yo diciendole cosas... muchas... demasiadas, y él me oía. Me confesé.
Le dije que me encantaba hacerlo con él y q era malo porque él lo sabia, le dije que me encantaba hacerlo con él, que me gustaba como me mordía todo, como lamía mis pezones... ahora tenia algo de considerado creo.... no se.. ahora me besaba más. Le empecé a decir que quería que me la meta por el culito, que me llene el culito de leche (como lo había dicho antes al anónimo)
Ya no lo sentia tan frio en los besos, antes era como besar a un fantasma, al menos ahora era un alma en pena jajaja, eran besos menos frios... pero sin dejar de serlos, jalaba mi lengua como a mi me gusta, seguimos en jaleo sin parar e hicimos lo que nos gusta... tierno al inicio... duro despues, se movia como nunca !! rapidito.
Al comienzo estaba tranki, no desesperado, preocupado por si me dolia o no... (antes le llegaba) y asi.. considerado creo que es por ende, la palabra que podría aplicarse para él.
La cosa es que ahi fue cuando me preguntaba cosas al oido y no le entendia, le pedí que me lo repita y luego entendí: "¿te gusta amor?" yo casi me mato de la risa porque ahi fue cuando le dije que sí, me voltié y me empezó a besar más, me besaba de ladito mientras estaba metiendomela por el culito fuerte y rápido; estabamos acostados, él encima mío.
A pesar de lo largo y rico, no podíamos terminar, no llegabamos. Yo sabía que me faltaba poquito, pero él no me lame la chuchita que tanto me gusta (cosa que sí hace el Firme y encima le encanta) así que ya me había resignado a quedarme sin orgasmo...para variar y me acordé q el Firme siempre me hace llegar :(
Bueno, para que se acuerde de mí, le hice lo que le gusta para llegar, claro, no habia juguetito pero si habia dedito. Comencé a besarlo, me subí sobre él, comencé a lamerle las tetillas, y luego se las mordí ligermante. Le encantó. Comencé a bajar, lamí su pene, sus bolas, parte de su ano, y luego, comencé a meter mi dedito otra vez. Me dijo algo, voltié a verlo y me dijo "qué rápido" y movió la cabeza como dicendome "mira", voltié y se vino en mi cara, y comencé a lamerme toda su leche, me encanta, me encanta solo su leche, la de ningún otro, de ninguno. No se porqué.
Luego de la higiene respectiva, se sentó en la cama y se fumó su cigarro. Le pedi una piteada y empezó a hablar de la chamba. Me dijo "voy a poner la alarma para las 8" ya que iba a trabajar al día siguiente pero por lo que dijo me pareció que tenía la intencion de quedarse ahí.
Siguió con el cigarro y comenzó a hablar de la chamba y en eso dijo que eran demasiadas cosas pendientes, así que yo agarré y me puse mi ropa ya eran las 5:30 am.
No tuvo que decir más. Yo entendía que era hora de irse nomás y me puse la ropa antes que él.
El estaba en su discurso de "ay, tengo tanto que hacer mañana"... asi que me cambié para ahorrarle las palabras "ya te entendi..no sigas" Bueno, salimos como si nada.
Salimos y paró el taxi, me dejó en casa, incluso diría yo que parecía que me iba a dar beso en la boca, pero como siempre le dí su besito en el cachete pero estaba muy de frente, yo voltié la cara.
Al entrar a mi cuarto, me dí cuenta que habíamos tirado rico, no solo porque el jaleo estuvo bueno, sino porque además, estuvo cariñosísimo, al menos, sus besos me descuadraron la visión de todo; sin embargo no dejaba de lamentar el no haber conseguido mi orgasmo con él.
¿será que me acostumbré a llegar cuando recibo sexo oral únicamente?
¿será que no habrá otra forma de llegar?
¿será que el Perverso siente algo por mí ahora?
Sigo confundida pensando porqué lo hizo (lo de mostrarse cariñoso y preocupado). Encima... me dijo "amor".
Ay! Perverso mío, no te entiendo, pero como me gustas desgraciado.

1 comentario:

luisalberto dijo...

me encanta en la forma q relatas creo q el pata t llego al bobo pero estabas disgustada por q querias q te haga la sopa para q llegues a tu orgasmo pero al final de todo te encanto creo yo