jueves, 25 de enero de 2007

Nochebuena

Lo que leerán a continuación, estaba ahí guardado con fecha del 28 de diciembre del año pasado:
Y miren que me olvidé de postear en taaaaaaaaanto tiempo...
Willy me llevó a cenar a un Chifa en San Isidro, yo nunca pensé que se portaría así. Si pues, yo siempre creyendo que todos me meteran al telo de frente. Ja!
Entramos al hotel, que era super elegante, le pedí darme un baño. Había estado todo el puto día trabajando como loca, a mi viejo se le ocurrió hacer una reunión para los hijos de sus trabajadores y les dió regalos a los niños, cosa que al final salió bonita, pero claro, la huevona que tuvo que forrar regalos y demás fuí yo.
"Te deben gustar mucho los niños"
"Ya no, créeme"
"¿Cómo hacías cuando estudiabas Educación?"
"Tenía más paciencia... y no tenía sobrinos"
"¿Cómo harás con tus hijos?"
"No tengo la más mínima intención de tener hijos"
"¿Segura? Mi hermana era así, y mírala, se le cae la baba por sus hijos"
"Mmmmm. Prefiero no pensar en eso ahora."
Y yo me dí cuenta claramente que me estaban tanteando.
"Si estuviera embarazada, no podría hacer nada de lo que hago... nada de lo que TE hago" Le guiñé el ojo y me metí a la ducha. Lo llamé -porque el muy tonto no se había dado cuenta que quería que se meta a la ducha conmigo.
"¿Estas segura que hay espacio para los dos?" Y entró. El agua estaba riquísima. Había graduado el agua de tal manera que no era ni muy fría ni muy caliente, y cuando él entró le pedí que me enjabonara la espalda. Así lo hizo pero solo por un rato porque luego se distrajo en otra área.
Me quedé así de espaldas a él y me doblé dejandole todo mi culito levantado y con el agua cayendo, así que comenzó a lamer mi anito.
La verdad que casi me caigo de rodillas, la sensación era riquísima, el agua cayendo por mi espalda, su lengua jugueteando y de prontó me dió la vuelta, él seguía de rodillas y comenzó a lamer ahora por otros lados, yo me hacía hacia atrás porque tenía que lidiar entre el shampoo que empezaba a caer por mis ojos, y el que podía caerle a él en la boca, así que no se como hizo pero comenzó a levantarse y a lamer mi chuchita, mi ombligo, mis pezones, y yo a punto de desfallecer entre tanto detalle, porque fuera de la lengua estaba ya su mano empezando a tocar por todos lados y yo tenía unas ganas locas de morder, sí, de morder, y de sentir una jaladita de pelo... pero aún faltaba para eso.
Yo estaba toda bañadita y recontra mojadita por todos lados, jajaja, como el título de este blog, y era hora de darle gusto a él también, me dí la vuelta y yo me puse de rodillas para poder chuparsela completita.. y claro, ya mi dedito se quería ir por otros lados pero, me contuve, "él no es de esos" me dije. ¡Conchudasa!
Lo comencé a enjabonar, a lavarle el pelo, todo fué bastante curioso y hasta diría yo tierno para pasar a jabonaditas luego de los lengÜetazos que ambos nos mandamos. Nos terminamos de enjabonar y enjuagar y salí yo primero a la cama. Había llamado a recepción a que nos traigan otro control porque el que nos habían alcanzado en la recepción no funcionaba, y aún seguía yo con la toalla, así que me puse su polo :)
Salió y me vió con su polo "Eres mala, ahora se quedará tu olor ahí y no podré vivir" Esto lo dijo con un tono tan particular que tenía ganas de besarlo y violarlo de inmediato. Pero, me hice la tercia. No hice nada, solo me acosté boca abajo viendo tele, con todo mi potito al aire "accidentalmente" y me puse a cambiar de canal en canal.
De pronto sentí que se colocaba sobre mí. Se había sentado, por describirlo de una forma, sobre mí y estaba acariciando mi culito de una manera agradable, y entre caricias de cuando en cuando le daba palmaditas. La verdad que eso me tenía en ascuas. No sabía en que momento vendría la palmadita, que cada vez se hacía más fuerte, y esto me excitaba a más no poder. Intercalaba entre palmaditas suaves y fuertes, algunas muy fuertes y caricias, era realmente riquísimo, nunca me habían hecho algo así, digamos, con técnica xD
"Tu potito está rojito, rojito" me dijo, y yo estaba al borde de la locura, quería que siga más y más porque la verdad ya estaba recontra lubricada y solo quería que me la meta y venirme con él adentro. Se lo dije. Me dió la vuelta, levantó mis piernas sobre sus hombros y comenzó a penetrarme de la manera más divina, empezando lento y alternando con movimientos rápidos.
No pude contenerme y me vine al poco rato. El seguía en lo suyo y la verdad que quería más, así que le pedí que me la metiera por el culito, ya que tenía mis piernas levantadas, la entrada a mi anito se hacía más fácil. Así lo hizo y así me vine por segunda vez, y debo admiitir que ya no resistía más. Estaba cansada de haber chambeado toda la mañana.
Me quedé derrotada, sobre la almohada y él se fué a lavar y se acostó a mi lado. Así me quedé dormida hasta que amaneció, y volvimos a empezar pero mucho más tranqui.

1 comentario:

Jose dijo...

Pasu ´mare, que tal tecnica la de Willy. Se ve que te dejo muertita, muertita.
Felicitaciones por tu blog, me he pasado toda la noche y toda la mañana leyendo y me afirmo como un arriola más que quiere seguir leyendo tus anecdotas.
Tambien mis felicitaciones para Willy, por tenen a una mujer como tu.
Lo que si, o lei muy rapido o no lo encontre, no hay una descripcion tuya. Dime como eres para fantasear contigo jajaja.

Saludos y buena suerte.